Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

Actividades multiformes combativas de los sindicatos contra la política antipopular

El viernes 9 de enero por la tarde en Atenas, Tesalónica y otras grandes ciudades de Grecia tuvieron lugar movilizaciones masivas y dinámicas en base a la decisión de muchas federaciones sectoriales, Centros Laborales Regionales y Sindicatos de trabajadores, contra el nuevo proyecto de ley antipopular que trae el gobierno de SYRIZA-ANEL en el Parlamento. Este proyecto de ley prevé una serie de medidas acordadas entre el gobierno, la Unión Europea y el FMI en el marco de la tercera evaluación de su política.

El nuevo paquete de medidas del gobierno, entre otras cosas, ataca el derecho de los trabajadores a convocar una huelga. Prevé que para la declaración de huelgas por los sindicatos de base se precisa el acuerdo del 50% de los miembros inscritos. Además, el gobierno pretende promover esta medida bajo el pretexto de la "democracia". Esto ocurre mientras que en los centros de trabajo prevalece la intimidación por parte de los empleadores, el peligro de despidos por la participación en las luchas, en condiciones en las que el desempleo ha alcanzado tasas particularmente altas.

Además, el proyecto de ley extenderá las subastas de propiedades a los que tienen deudas hacia el Estado (servicio de impuestos, fondos de seguridad social) y reducirá los beneficios sociales restantes.

La movilización de los sindicatos en Atenas comenzó con una concentración en la plaza central de Omonia y finalizó con el encuentro de representantes de los manifestantes con la dirección del Ministerio de Trabajo. Cuando los manifestantes llegaron al Ministerio, los representantes de los trabajadores exigieron que se abrieran las puertas del Ministerio y que se encontraran con la dirección política del Ministerio. Puesto que su demanda quedó sin respuesta, abrieron ellos mismos las puertas. Gritaban consignas como: "La ley es lo que es justo para los trabajadores, no para las ganancias de los capitalistas" y "Sin ti no se mueve ni siquiera un engranaje, los trabajadores pueden prescindir de los patrones" y colgaron en la entrada del edificio una pancarta de nombre más apropiado por su trabajo: "Ministerio del FMI, de la UE, de los empleadores".

A continuación, unos representantes de los sindicatos fueron a la oficina de la ministra Efi Ajtsioglu donde estaba acompañada por la vice-ministra Theano Fotiou.

Los representantes de los trabajadores subrayaron que es una vergüenza abolir el derecho de huelga que es un derecho por lo que muchas generaciones de trabajadores se sacrificaron. Denunciaron que la ley que trae el gobierno es idéntico con una ley del gobierno anterior, de la ND, y les recordaron que 35 sindicalistas del PAME se llevan a juicio el 18 de febrero por una movilización similar que habían realizado contra aquella ley en 2013.

A la demanda de los representantes de los trabajadores de retirar la enmienda respecto a la huelga, la ministra respondió un tono seco "no" y decidió marcharse de la oficina sin responder a las demandas de los representantes de los sindicatos.

Los trabajadores permanecieron durante mucha hora fuera del Ministerio diciendo consignas, mientras que en la entrada del Ministerio pintaron una consigna que decía "¡Manos fuera del derecho de huelga!". Al mismo tiempo, los altavoces llamaban al pueblo a participar en la huelga y en las concentraciones el 12 de enero, y los manifestantes colgaron una enorme pancarta en la fachada del Ministerio que decía "Gobierno-gran capital-UE, escuchad bien... Manos fuera del derecho de huelga. Es un derecho de los obreros."

 

 

Demonstration of PAME (9_1_2018)

La concentración en la plaza Omonia

La movilización comenzó en la plaza Omonia con la consigna central "No vais a abolir el derecho de huelga, por muchas leyes que aprobéis".

En la concentración en la plaza Omonia, Giannis Tasioulas, presidente de la Federación de Trabajadores en la Construcción, tomó la palabra destacando que el proyecto de ley está desmintiendo el cuento del gobierno. "Basta ya los cuentos sobre democracia", dijo refiriéndose a la propaganda del gobierno para justificar los cambios en la toma de decisiones de huelga. Subrayó que su objetivo básico es establecer un estado de control en los sindicatos para controlar de manera más asfixiante su actividad sindical, poner aún más obstáculos en la toma de decisiones de huelga y de demandas combativas.

En la pancarta en la parte posterior del escenario "Pasamos a la contraofensiva. Manos fuera del derecho de huelga. Que se firme un Convenio Colectivo General Nacional de Trabajo ya. Exigimos 751€ como salario mínimo. Exigimos convenios colectivos sectoriales con aumentos. Exigimos la prohibición de las subastas".

La consigna que predominaba en las pancartas de las Federaciones y los Sindicatos fue: "Manos fuera del derecho de huelga" mientras que los altavoces hacían un llamamiento de participación masiva en la huelga de 12 de enero convocada por federaciones sectoriales y centros laborales regionales. La mayoría en las confederaciones sindicales (GSEE-ADEDY) rechazó la propuesta de las fuerzas de clase de convocar una huelga general nacional. Su decisión fue condenada por los sindicatos de clase que se agrupan en el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME) que había emitido un llamamiento para participar en la huelga el viernes 12 de enero y en otras iniciativas combativas de los días próximos.

 

 

 

El miércoles por la mañana, trabajadores de decenas de sindicatos del sector público y privado que se agrupan en el PAME organizaron una movilización dinámica fuera de la mansión del Primer ministro, llamando al gobierno a retirar ya el miserable proyecto de ley que ataca contra el derecho de huelga y extiende las subastas.

 

10.01.2018